Ajuste de Motor

Ajuste de Motor

Después de cierta cantidad de kilómetros de recorrido del vehículo, el motor sufre algunos desgastes, sobre todo si el mantenimiento ha sido deficiente.

Los principales desgastes lo sufren los anillos, las válvulas, los cilindros, pistones, los metales de biela y bancadas.

También se forma una capa de carbón en las cámaras de combustión de la cabeza (culata), sobre los émbolos y la cabeza de las válvulas, que pueden provocar el autoencendido de la mezcla y la detonación, fenómeno que puede ocasionar otros daños al motor.

Cuando los anillos, las válvulas, los cilindros y los pistones se encuentran desgastados, el motor pierde gradualmente compresión, pasa aceite a las cámaras de combustión y se quema.

Necesidades del Ajuste

Un examen general del automóvil nos demostrará  que cualquiera de las causas mas adelante enumeradas, dicen de la existencia de un desgaste del motor

En resumen, los síntomas del mal estado de los anillos, válvulas, cilindros y pistones son los siguientes: 

  • Excesivo consumo de aceite lubricante.
  • Excesivas vibraciones, golpes, cabeceo etc.
  • Notoria pérdida de potencia.
  • Limitación de carga y aceleración deficiente.

De todo ello se desprende la necesidad de una revisión y ajuste de motor. Esto pertenece a una verificación empírica hecha por simple observación, pero casi siempre es bastante exacta. Además de esta verificación empírica del estado del motor, el mecánico deberá hacer una comprobación científica por medio de instrumentos o herramientas de precisión.

Ambas verificaciones combinadas nos determinan exactamente las fallas que presenta el motor y las reparaciones a efectuar.

Lógicamente cuando sometemos el motor a una verificación observativa, nos damos cuenta que son muchos los síntomas que presenta, en este caso deberemos seguir un procedimiento de eliminación de fallas.

Para ello tomaremos el primer síntoma, es decir:

Baja presión de aceite, humo azul al escape, excesivo consumo de aceite.

Este síntoma (baja presión de aceite), lo observamos en cuanto se hace funcionar el motor a través del manómetro de presión o la luz testigo (piloto de presión de aceite) y para hacer una buena observación deberemos acelerar un poco el motor. En este caso la aguja del manómetro deberá indicar un aumento de presión o la luz testigo apagarse, si no ocurre esto, las causas pueden ser:

  • Falla de instrumento.
  • Aceite inadecuado (poca viscosidad).
  • Falla en el circuito de lubricación.
  • Falla en la bomba.
  • Excesivo juego radial de cojinetes (metales).

Como observamos son varias las razones de una baja presión de aceite, pero las cuatro primera las podemos descartar rápidamente por observación o por medio de instrumentos (manómetro de prueba), por lo tanto nos queda solamente la número cinco. La causa de una baja presión de aceite por excesivo juego de cojinetes se debe a lo siguiente.

Cuando el motor gasta mucho aceite es prueba segura que por lo menos los anillos está muy gastados. Este consumo se obtiene observando periódicamente el nivel de aceite en el cárter, por medio de la varilla que todo motor trae para este objeto.

Generalmente para todos los motores la luz de aceite tiene un valor de 0.0015” = 0.04 mm.

Si la holgura por desgaste llega la doble (0.003” = 0.08 mm), la cantidad de aceite que circula aumenta 5 veces. Si el desgaste es de 0.006” = 0.15 mm, la cantidad de aceite circulante aumenta 25 veces.

Por consiguiente cuando se desgastan los cojinetes la cantidad de aceite proyectada dentro de los cilindros es cada vez mayor. Los anillos del pistón no pueden controlar la excesiva cantidad de aceite y parte de él trabaja en la cámara de combustión donde se quema y forma carboncillo. La acumulación de carbón resultante en la cámara reduce la potencia del motor, produce auto encendido, detonación, pega las válvulas y produce abundante humo azul al escape.

La bomba de aceite puede desarrollar una presión normal cuando el juego radial es el correcto. Si el claro de aceite de aceite es excesivo la mayoría del aceite circulará por los cojinetes más próximos. Entonces el restante no será suficiente para los cojinetes mas alejados, determinando que éstos fallen por falta de lubricación.

Un motor con excesiva luz en los espacios de aceite, suele funcionar con baja presión a causa de los excesivos juego de los cojinetes.

Como se ha observado éstos síntomas (baja presión de aceite, humo azul al escape etc.), nos indica en forma muy clara la necesidad de un ajuste.

Excesivas vibraciones, golpes, cabeceos​

Son numerosísimas las causas que pueden provocar vibraciones, golpes, cabeceos, etc. Y podrían sintetizarse en la siguiente forma:

  • Soportes del motor suelto.
  • Fallas en el sistema de encendido.
  • Fallas en el sistema de alimentación.
  • Falla en el sistema de refrigeración.
  • Combustible de mala calidad.
  • Pistones rajados.
  • Pistones con excesivo juego en los cilindros.
  • Pistones no cilíndricos en caliente.
  • Pistones que se agripan.
  • Bujes de pasadores gastados.
  • Pasadores gastados o sueltos.
  • Taques, guías, válvulas, cojinetes del árbol de levas con excesivo desgaste
  • Cojinetes de biela con excesivo juego
  • Mal alineación del pistón pasador y biela.
  • Cilindros y anillos gastados.
  • Cojinetes de bancadas con excesivo juego.
  • Cigüeñal flectado.
  • Juego axial del eje cigüeñal excesivo.
  • Juego axial del eje de levas excesivo
  • Volante suelto o desalineado.
  • Cadena, engranajes de sincronización con excesivo juego o desalineado.
  • Biela torcida o doblada.
  • Exceso de carbón en las cámaras.
  • Empaquetaduras de espesor inadecuado.

Se puede determinar, sin desarmar el motor, por medio de instrumentos u observación.

Toda esta lista obedece al objeto de hacer resaltar la imposibilidad de determinar exactamente una falla sin desarmar el motor, por medio de instrumentos u observaciones.

Se deben analizar estas, ya que la única solución para las restantes sería desarmar el motor.

Las fallas que se pueden determinar por medio de instrumentos u observación, quedarían sintetizadas así:

Antes de diagnosticar una vibración del motor se debe observar el estado de los soportes. La falla que pueden presentar los soportes es: soportes sueltos o soportes dañados. Los soportes del motor están expuestos a una alta frecuencia de vibraciones, esto puede ocasionar que los pernos de anclaje cedan y de esta forma la vibración normal del motor se ve aumentada.

El material de construcción de un soporte es normalmente caucho.  Al caucho lo ataca el calor que desprende el motor en su funcionamiento, gases, aceite, etc., determinando que se altere su constitución física dejando de cumplir su función, aumentando lógicamente la vibración del motor.  Por lo tanto, al observar que el motor tiene excesivas vibraciones, se deberá verificar el estado de los soportes y reemplazarlos si fuese necesario.

Estas fallas se presentan bajo dos aspectos: Motor no funciona y motor funciona mal. Ambas se pueden comprobar por observación o haciendo uso de instrumentos.

Las fallas mas corrientes en el sistema de encendido son:

  • Platinos quemados o con luz incorrecta.
  • Condensador defectuoso o capacidad inadecuada.
  • Levas del distribuidor con excesivo desgaste.
  • Eje del distribuidor con excesivo juego.
  • Tapa del distribuidor con trizaduras.
  • Contactos de la tapa carbonizados o gastados.
  • Avances automáticos desajustados (vacío y centrífugo).
  • Bujías en mal estado.
  • Cables de bujías en mal estado

Al igual que el anterior, este sistema puede determinar que el motor no funcione o que funcione mal.  Las causas pueden ser:

  • Filtro del estanque obstruido
  • Tuberia obstruida
  • Tuberia muy caliente  (bolsas de vapor)
  • Falla en la bomba de combustible
  • Fallas en el carburador
  • Mezcla desajustada
  • Filtro de gasolina obstruido
  • Filtro de aire  sucio

El principal síntoma que presenta el sistema de refrigeración es que el motor se recaliente. Las causas pueden ser:

  • Fallas en el termostato.
  • Falta de líquido refrigerante.
  • Fugas de líquido por mal estado de mangueras o abrazaderas.
  • Banda del ventilador suelta (patina).
  • Radiador obstruido.

El principal síntoma que presenta el sistema de refrigeración es que el motor se recaliente. Las causas pueden ser:

  • Fallas en el termostato.
  • Falta de líquido refrigerante.
  • Fugas de líquido por mal estado de mangueras o abrazaderas.
  • Banda del ventilador suelta (patina).
  • Radiador obstruido.

Al no utilizar el combustible con el octanaje recomendado para ese motor, se pueden producir detonaciones y picado del motor.

Después de haber visto los síntomas que presenta el motor y comprobando que todos los sistemas analizado están funcionando de manera satisfactoria, se tiene que pensar que el motor tiene desgaste y que se debe someter a un ajuste.

Para sacar el motor, se deberá hacer por medio de los ganchos que éste trae para tal efecto. A través de ellos se toma el aparejo o tecle. Nunca se debe amarrar con cadena por la parte baja, porque se pueden dañar algunos elementos, fundamentalmente el cárter. Luego de hecha esta operación se debe instalar el motor sobre un banco apropiado.

Con el motor convenientemente instalado en el banco, se iniciará el desarme completo del mismo y a medida que se vayan desarmando sus elementos, se tomará nota de todos los aspectos sospechosos o evidentes que vayan surgiendo en la operación.

Una vez desarmado el motor, debe procederse a una minuciosa limpieza de todas las partes, operación previa para comenzar la verificación del desgaste o la localización de fallas.

Esta revisión involucra los siguientes puntos:

  • Estado de cilindros (conicidad y ovalamiento).
  • Estado de pistones y anillos.
  • Estado de los bujes y pasadores del pistón.
  • Estado del cigüeñal (ovalamiento, conicidad, juego radial, juego axial, etc.).
  • Estado de las bielas (encuadramiento).
  • Estado de los cojinetes en general.
  • Estado de la cabeza (culata) (comprobación de superficies planas).
  • Estado del eje de levas (ovalamiento, alineamiento, alzada de las levas, juegos etc.).
  • Estado de las válvulas, balancines, resortes, guías etc.
  • Estado de varillas o pulsadores y taquees.
  • Estado de los engranajes de la distribución.
  • Estado del volante.
  • Estado del block (comprobación de superficies planas).

Todas estas mediciones y comprobaciones deberán hacerse con extremo cuidado y gran precisión, ya que de ellas dependerá la reparación o rectificado de los elementos antes mencionados.

¿Porqué elegirnos?

Nuestro accionar se basa en estrictos lineamientos éticos, orientados a garantizar trabajos de calidad, transmitiendo a nuestros clientes la tranquilidad y confianza que su vehículo estará en las mejores manos. Estos lineamientos contemplan lo siguiente:

  • Sólo realizamos los trabajos que su auto necesita.
  • Nunca inventaremos una falla inexistente.
  • Reemplazamos sólo los repuestos necesarios por pauta de mantenimiento o inspección técnica.
  • Buscamos los mejores repuestos al menor costo posible.
  • Garantizamos todos nuestros trabajos.
  • Cobramos el valor justo en función del trabajo realizado.
  • Transparentamos nuestro trabajo, que puede ser observado vía cámaras web.

Productos Relacionados

  • Inyectores Nuevos & Remanufacturados

    Inyector Fiat Ducato – Iveco Daily 2.3 504386427 2006-2014

    (0 reviews)